nx3r7dCuenta una fábula que en cierta ocasión, una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga; ésta huía muy rápido y llena de miedo de la feroz depredadora, pero la serpiente no pensaba desistir en su intento de alcanzarla.
La luciérnaga pudo huir durante el primer día, pero la serpiente no desistía, dos días y nada, al tercer día ya sin fuerzas, la luciérnaga detuvo su agitado vuelo y le dijo a la serpiente:
-¿Puedo hacerte tres preguntas?
– No acostumbro conceder deseos a nadie, pero como te voy a devorar, puedes preguntar, respondió la serpiente.
– Entonces dime:
– ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?
– ¡No!, contestó la serpiente.
– ¿Yo te hice algún mal? – ¡No!
– Entonces, ¿Por qué quieres acabar conmigo?
– ¡Porque no soporto verte brillar!, fue la última respuesta de la serpiente.
Muchos de nosotros nos hemos visto envueltos en situaciones donde nos preguntamos:
-¿Por qué me pasa esto si yo no he hecho nada malo?
Sencillo… porque hay alguna gente que no soporta verte brillar.
La persona envidiosa no suele reconocer su envidia. Se resiste a hacerlo y no hay nada que mas le hiera y descalifique que intentar hacerle ver que la tiene. imagen-luciernaga-reves_thumb[4]Hay que tener en cuenta que detrás de la envidia se halla:
-Un sentimiento de inferioridad e inseguridad.
-Una incapacidad de reconocer las limitaciones personales, asociándolas a signos de debilidad.
-Una negación total de que la infelicidad no se debe a lo que no se tiene, sino a la falta de aprecio de lo que sí se posee.
-Una falta de compromiso y responsabilidad con la propia vida. Pendiente de la vida de otros, no se asume la propia ….

Autor; desconocido.

4c70b0_df91841cbf52459593f5832952ee8957

Anuncios

Acerca de Junior

Un niño hecho hombre y va en solitario, con humildad.

»

  1. cuidarconcuidado dice:

    Así es tal cual la envidia…el daño que hace a la persona que la padece y a su objeto de envidia. Preciosa entrada. Felicidades.

    Le gusta a 1 persona

  2. Bonita enseñanza. Gracias por esta fábula que, sin duda, nos invita a reflexionar.

    Le gusta a 1 persona

  3. Preciosa entrada Junior menos envidia y más alegrías, buena gente, admiración, buenos deseos… iría el mundo mucho mejor. Besines de lunes.

    Le gusta a 1 persona

  4. Verdad como la vida misma, la envidia no es buena consejera, es mejor respetar y estar dispuesto a aprender…¡Feliz noche! 🌛

    Le gusta a 1 persona

  5. lluismanuelg dice:

    Muy mala la envidia, aunque envidio este excelente post 😜

    Le gusta a 1 persona

  6. Mukali dice:

    Gracias Junior por este cuento y su reflexión.
    Por desglosar amenamente los entresijos de este sentimiento tan ruin y que a todos nos ha tocado vivir alguna que otra vez.
    A malas envidias, buenas caras…

    Besos

    Le gusta a 1 persona

  7. De 2 Nombres dice:

    Súper!!! Cierto, ciertísimo!!! Lo mas que me ha gustado son los motivos de la gente envidiosa. Lamentablemente en nuestras vidas conocemos a varias, por no decir muchas!!! Yo tengo hasta familiares sufren de este mal. Muy buen post. Saludos!!!

    Le gusta a 1 persona

  8. junior dice:

    Antonio compañero, buenos dias. La verdad que estaría el mundo negro como el carbon, ay mucha personas asi, lo bonito que es, saber que a los demás le van bien las cosas.

    Le gusta a 1 persona

  9. junior dice:

    Óscar buenos dias y muchas gracias. Yo soy sencillo y con un gran corazón, vamos igual que tu.

    Le gusta a 1 persona

  10. Hola, te acabo de descubrir, pero ¡ que buen descubrimiento!
    Sinceramente creo que la vida de algunas personas es tan misarable, porque ellos son miserables, que la única forma de sentirse bien es destruyendo a las personas que consideran responsables de no sentirse bien, no dándose cuenta de que nadie tiene la capacidad de hacerte sentir mal si tú no quieres. Odian al que brilla, en expresión tuya porque si ellos no pueden, no quieren ver eso en los demás. Pero sobre todo focalizan esa destrucción en objetivos que saben que pueden abatir, con los que saben que es imposible, aparece la sumisión, que les hace volver con más fuerza contra los abatibles.
    Miserables vidas que serían dignas de compasión si no fuese porque esas personas son psicópatas o algo muy próximo a ello.
    Esto va mucho más allá de la envidia, que a veces puede ser leve y llevadera.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  11. Junior dice:

    Reblogueó esto en Junior.

    Me gusta

  12. liamenamor dice:

    Maravilloso cuento. Me has hecho abrir los ojos. Quizás ahora entienda porque me pasan algunas cosas con personas a las que jamás hice mal y no es que yo sea brillante ni mucho menos. Gracias

    Le gusta a 1 persona

  13. carlos dice:

    Dicen que la envidia es el pecado nacional. hoy has estado muy atinado en la elección del tema a publicar. Enhorabuena. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s